¿Qué es la Prevención de Riesgos Laborales?


21 Jan
21Jan

Según la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales, es la disciplina que promueve la seguridad y salud de los trabajadores en el entorno laboral. Esto se consigue mediante la planificación, identificación, evaluación y aplicación de medidas preventivas y correctivas a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo.

Este aspecto es muy similar a la aplicación de ciclos de calidad total de los años 50 de Deming, que se basaba en los principios de “Planificar, hacer, verificar y actuar”, y en este caso se ven trasladados a un aspecto tan básico y fundamental a cumplir en las empresas como la seguridad de sus trabajadores.

Riesgos tenemos en la totalidad de las empresas, en diferentes grados, y eso es lo que a través de la evaluación de riesgos se trata de establecer. La determinación de la probabilidad y el daño para la salud permite clasificar los riesgos, que pueden ser evitables, triviales, tolerables, moderados, importantes o intolerables. 

Accidentes laborales:

Los accidentes laborales son los daños que sufre el trabajador en un momento puntual en su trabajo. Dentro de los accidentes laborales también aparecen contemplados los accidentes en blanco o incidente, es decir, aquellas situaciones anómalas que se producen en el entorno laboral y que no han llegado a causar una lesión al trabajador. También se incluyen los accidentes in itinere, que son los accidentes que sufre el trabajador en su desplazamiento habitual desde su domicilio al puesto de trabajo y a la inversa.

Enfermedades profesionales:

Las enfermedades profesionales son aquellas enfermedades adquiridas en el entorno laboral y que aparezcan recogidas en el RD 1299/2006. Cabe destacar que en el RD se dividen las enfermedades en 6 grupos. Si alguna enfermedad no aparece contemplada en el RD y se demuestra su relación trabajador-puesto de trabajo-riesgo, también podrían ser consideradas como enfermedades profesionales o accidentes laborales.

Una vez detectados y evaluados los riesgos para evitar los posibles accidentes y enfermedades profesionales se derivan las medidas correctivas correspondientes a través de la planificación de la actividad preventiva y la información a facilitar al trabajador (fichas informativas del puesto de trabajo).

Una correcta gestión preventiva disminuye la probabilidad de que ocurra un accidente o enfermedad profesional, así como los costes derivados de estos (gestión, bajas, sustituciones, sanciones, etc.) y además ayuda a conseguir un bienestar laboral en el entorno de trabajo.

Este bienestar en el entorno laboral es un claro factor que favorece la obtención de unos mejores resultados tanto a nivel individual, como colectivo o empresarial. Las organizaciones que apuestan por la mejora continua dentro del ámbito de la prevención de riesgos laborales obtienen unos mejores resultados empresariales.

En conclusión, una correcta planificación, evaluación y gestión de la prevención, acompañado de beneficios sociales dentro de las organizaciones como pueden ser planes de formación y planes de igualdad adecuados, van a ayudar a alcanzar en el ámbito de la empresa lo que entiende la OMS como salud; “estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Marco normativo:

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales.

Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.